HACIA EL MÁS ALLÁ Y DE REGRESO

Una maleta para el último viaje

Lunes 24 de octubre de 2016

  • En esta exhibición mexicanos y alemanes de diversas profesiones, oficios, edades y niveles socioeconómicos, exponen su visión, cultura y emociones acerca de la muerte
  • La colección reúne alrededor de 100 maletas intervenidas por ellos mismos, en las que plasman lo que cada uno se llevaría a su “último viaje”, ese viaje sin retorno                                                               
Si tuvieras que empacar tu maleta para un último viaje, para el viaje al más allá.

¿Qué es lo que pondrías dentro de ella?

La familiaridad con la que el mexicano trata y convive con la muerte condujo al tanatólogo alemán Fritz Roth (+) a plantear y vislumbrar la posibilidad de comparar la visión alemana con la mexicana. Las posibilidades del tema son infinitas: algunas simples o complicadas, pero cada una muestra la visión de su creador, influenciada por el entorno y las circunstancias personales, pero todas llenas de simbolismos o metáforas de lo que se llevaría cada uno de ellos “hacia el más allá”.

En el marco del Año Dual Alemania-México-2016-2017, el Goethe-Institut Mexiko y el Museo de Arte Popular (MAP) presentan una exposición que parte de la idea de conocer las diferencias y similitudes en torno a la muerte y que permitirá al espectador distinguir cuál es el pensamiento que ronda alrededor de este tema entre dos países, cuya cosmovisión parece tan lejana, pero que en el fondo pueden tener muchas cosas en común.

En la Exposición Hacia el más allá y de regreso. Una maleta para el último viaje se exhibirán cerca de 100 valijas, la mitad intervenidas por alemanes de diversas profesiones y que se presentarán al lado de otras maletas producidas por ciudadanos mexicanos; artistas y artesanos de diferentes ocupaciones, edades y niveles socioeconómicos. En estos objetos cada uno exhibe lo que se llevaría a su último viaje, ese viaje sin retorno.

En México, la muerte es una condición que nadie puede dejar desapercibida, es parte de  la idiosincrasia mexicana, en tanto que para los alemanes es algo de lo que difícilmente se habla, es un tema tabú. 

En el momento de nuestras vidas en que nos enfrentamos con nuestro destino, nos preguntamos acerca del futuro y descubrimos que, como siempre, lo desconocido nos produce cierta inquietud. ¿Qué hay más allá de la vida?, ¿todo habrá terminado ya?, ¿a dónde me voy a  ir?, ¿cómo continuar?,  ¿volveré a ver a mi familia y a mis amigos? Estas preguntas son el concepto rector de esta propuesta museográfica: ¿qué es transcendental para cada uno de nosotros en ese momento inevitable?

La exposición, que estará abierta al público del 29 de octubre de 2016 al 29 de enero de 2017, representa una oportunidad para responder algunas de estas preguntas, bajo la perspectiva de los participantes de México y Alemania, quienes se sumergieron en un estado de reflexión para contestarlas.

Cada uno de ellos puso dentro de su maleta los objetos que llevaría en su último viaje al más allá. Objetos que son indispensables y que deben estar a la mano para prolongar la felicidad, eliminar el tedio, orientarse sobre las nubes al volar o para poder brindar por la vida que ya se fue.

Dentro de las actividades que se desarrollarán en torno a esta muestra, el curador David Roth -hijo del tanatólogo Fritz Roth, el autor intelectual de esta propuesta museográfica y antropológica- ofrecerá una conferencia el miércoles 26 de octubre, a las 18:45 horas, en el auditorio del MAP (ENTRADA LIBRE/CUPO LIMITADO).