Educación alemana para formación de profesionales mexicanos

Educación alemana para formación de profesionales mexicanos

Lunes 28 de noviembre de 2016 — ¿Alguna vez te has preguntado por qué cuando pensamos en Alemania nos vienen a la cabeza ideas relacionadas al orden y a la buena organización? Quizás se deba, en parte, a uno de sus más atractivos y eficaces modelos educativos: la Formación Dual.

A grandes rasgos, la Formación Dual combina la capacitación práctica en una empresa con una formación teórica en una escuela profesional técnica. La Formación Dual surgió de un convenio entre la iniciativa privada e instituciones de educación media superior, el cual busca convertir a los estudiantes en colaboradores directos de las empresas, para que desarrollen sus conocimientos técnicos y los pongan en práctica inmediatamente en un ámbito laboral real y controlado.

En la actualidad, 60 por ciento de los jóvenes alemanes reciben una formación basada en este sistema. Uno de sus grandes beneficios es que los estudiantes perciben un salario por parte de la empresa en la que laboran, mientras estudian. Aproximadamente, 450 mil empresas en aquel país europeo ofrecen puestos de trabajo para la Formación Dual. Tal ha sido su éxito, que desde hace años se ha exportado a otros países.

Por ejemplo, BASF, empresa alemana líder en el mundo en el sector de la química, tiene un programa dirigido a estudiantes extranjeros llamado Formación Dual Transnacional, que consiste en realizar un “Ciclo Formativo de Grado Superior de Química Industrial”, con duración de dos años y cuatro meses, de los cuales nueve se llevan a cabo en una planta ubicada en Alemania.

Desde 1993, se diseñó un sistema educativo similar al alemán en México, gracias a la iniciativa del consorcio Volkswagen que buscaba formar a profesionistas de nivel medio superior para que trabajaran en sus fábricas ubicadas en Puebla. Desde ese momento, gran parte de la responsabilidades y acciones relacionadas al programa de Formación Dual ha surgido de empresas alemanas que tienen sedes en distintos estados del país como Morelos, Estado de México, Baja California, Guanajuato, Tlaxcala y Chiapas.

En 2012 se creó la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria (Camexa), que tiene como principal objetivo introducir y fomentar el sistema de educación dual alemán en México. De igual forma, empresas que fueron responsables de impulsar y fortalecer este modelo educativo en Alemania, como Bosch y Daimler, han desarrollado programas en conjunto con instituciones educativas mexicanas como el Conalep, con el fin de preparar a generaciones de estudiantes en diversas áreas técnicas, para que adquieran así el conocimiento necesario y lleven a cabo las tareas requeridas en cada puesto de trabajo.

En los últimos años, este modelo educativo ha tenido buenos resultados en México y cada vez son más los alumnos e instituciones que se suman a la Formación Dual. Por mencionar algunos ejemplos, en 2009 Bosch se asoció con la Universidad Tecnológica del Valle de Toluca para preparar a unos mil estudiantes bajo este sistema educativo. Más del 50 por ciento de éstos siguió con su trabajo dentro de la empresa alemana. Daimler, por su parte, firmó un convenio con la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) para aumentar el número de jóvenes matriculados en instituciones educativas del Estado de México que forman parte de esta iniciativa educacional.

La Formación Dual Alemana representa una oportunidad para cientos de estudiantes mexicanos que intentan abrirse campo en el difícil mercado laboral del presente. Una educación técnica detallada y una instrucción teórica sólida son los ingredientes necesarios para formar profesionistas capacitados, que aporten a la sociedad y contribuyan al crecimiento de la economía en su país.

Durante el Año Dual Alemania-México 2016-2017 se realizarán actividades relacionadas a la Formación Dual Alemana, puedes consultarlas en el sitio web oficial.